Mater Admirabilis es uno de mis últimos trabajos entregados.
Es una réplica del fresco original que está en El Monasterio de la Trinidad del Monte, en Roma. Este monasterio fue entregado a las Religiosas del Sagrado Corazón por orden del Papa León XII. Lo convirtieron en un centro de devoción al Sagrado Corazón de Jesús, en un santuario Mariano y un centro de educación de la juventud.
Fue pintado por Paulina, una joven postulante en la pared de un pasillo, pero el trabajo no gustó nada por sus colores fuertes y fue tapado con una sábana. Con los días, los colores se fueron suavizando y dulcificando, y poco a poco la Madre Superiora descubrió con alegría la sencilla belleza de la pintura. La llamaron "La Madona del Lirio".
La oración está simbolizada por los ojos bajos y meditativos de la Virgen y por el paisaje de praderas y el cielo que se abre a sus espaldas; el estudio por el libro abierto que yace sobre su canasto abierto de costura; el trabajo por el huso que sostiene en su mano; la pureza por el lirio que se yergue a su costado.
Fue el Papa Pío IX quien en una visita al convento, y después de rezar ante la imagen y admirarse por la pureza, el candor y la amable simplicidad de la imagen, exclamó:
"Verdaderamente es Mater Admirabilis!"
Y esta es la historia de la patrona de todos los colegios del Sagrado Corazón en todo el mundo. También es patrona de todos los que quieran crecer en su fe y su vida interior.

Acuarela sobre papel 14x19 cm.
Adquirida.



Con vosotros Natalia, una niña muy presumida que recibió por primera vez la Eucaristía en mayo de 2015 en Burgos. De fondo el Monasterio de las Huelgas dónde se reúnen el día de la fiesta del Corpus Christi todos los niños que han recibido el Sacramento de la Primera Comunión ese año.
Así eligió Natalia retratarse en la acuarela personalizada con la que diseñé sus recordatorios de Primera Comunión.

Lucas recibió por primera vez la Eucaristía el pasado Mayo de 2015 en el colegio Retamar. Para sus recordatorios realicé esta acuarela. Elegimos como fondo la Virgen del colegio que además está en una zona verde con grandes árboles. Él aparece con el uniforme y la Sagrada Biblia en la mano.


Esta es la acuarela personalizada que trabajé para el recordatorio de Primera Comunión de Iria, una niña a la que le apasiona esquiar y que pasa los fines de semana en Baqueira disfrutando del esquí. Con mi acuarela busqué una ilustración nevada, con el blanco y el cian consegui una imagen fría, y el té y el café mezclados con tonos pizarra para representar el Santuario de piedra de Nuestra Señora de Montgarri. Así retraté a Iria, como una princesa de las nieves.


Esta es la acuarela personalizada que trabajé para el recordatorio de la Primera Comunión de Martín. Quiso que lo pintara con el traje que tenía preparado su madre para ese día, pero en lugar de los mocasines, me eligió sus Converse de bota de color rojo. Le acompaña en el dibujo "Toto" su schnauzer miniatura sal y pimienta que llegó a su casa cuando él era un bebé. De fondo, el camino que lleva al Santuario de Schoenstatt de Pozuelo, que es dónde recibió por primera vez el sacramento de la Eucaristía.


Mi ángel de la guarda de invierno para reanudar la rutina este lunes 11 de Enero de 2016.
Acuarela original sobre papel.
Dim.: 19x28cm.
Fecha Noviembre 2013.
Adquirido.


"Mark no llegó con la cigüeña", lo trajo a Madrid una llama de Perú.
Con esta acuarela se prepararon los recordatorios de su Bautizo.
Encargo personalizado
Acuarela sobre papel
Dim.: 19x28cm.
Fecha: Diciembre de 2015